Gasóleo A: 1,269€/L Gasolina 95: 1,339€/L AdBlue: 0,700€/L

Archivo mensual diciembre 2017

Una gasolinera low cost, primer negocio que abre en la central de transportes en 12 años

Desde 2005 está todo sin vender -La estación de servicio atenderá a O Campiño-A Reigosa

Una estación de servicio low cost es la primera actividad que se pone en funcionamiento en la Centro de Transportes de Ponte Caldelas, entre los polígonos de O Campiño y A Reigosa, doce años después de su inauguración en julio de 2005. Sus más de 87.000 metros cuadrados han permanecido totalmente vacíos hasta ahora y así continúan porque no se ha vendido hasta ahora ninguna parcela empresarial.

La llegada de esta gasolinera no implica, por el momento, que el resto de la central de transportes salga adelante, lo que frustra el objetivo original de dinamizar la actividad del transporte, convirtiendo ese espacio en la base de muchas empresas de la provincia. La idea era montar garajes e instalaciones para sus camiones, al tiempo que habría servicios comunes como gasolinera, cafetería e incluso oficinas y salas en una parcela reservada al efecto de 3.700 metros cuadrados.

Por ello, el Concello de Ponte Caldelas, al que pertenecen los terrenos, ya ha solicitado en varias ocasiones a la Xunta que modifica la parcelación y normas del recinto para lograr su arranque y se sume así a la buena evolución de los dos parques colindantes. En O Campiño hace años que no hay solares disponibles y en A Reigosa solo hay a la venta 11, con 31 ya vendidas y siete en reserva.

La estación de servicio es lo único disponible, pero no para atender a las inexistentes empresas de la Central sino a los vehículos de las fábricas y naves ya asentadas en O Campiño y A Reigosa, al estilo de la gasolinera de bajo coste que acaba de abrir en el polígono de Barro.

Según el proyecto original, la compañía promotora, con sede en la plaza da Cítara de Pontevedra, resultó adjudicataria hace unos meses de la parcela número 6 de esa central, de equipamiento comercial por un precio de 202.000 euros. Además de las instalaciones propias de suministro de combustibles, cuando con “boxes de lavado y aspirado”, y la plantilla prevista es de tres personas, si bien serán los propios conductores los que se sirvan de gasolina

Horario y personal

La empresa señala que “la actividad se desarrollará de 7.00 a 23.00 horas y en ese periodo siempre habrá personal de la empresa en las instalaciones. La venta y servicio de combustible al principio será desarrollada por personal de la empresa. En este periodo, un operario hará la función de formador e instruirá a los clientes para autoservirse; después de este periodo, la estación tendrá función de autoservicio, si bien en siempre habrá personal de la empresa”.

El presupuesto previsto para la ejecución y puesta en marcha de esta gasolinera rondó los 272.000 euros.

España apuesta a la gasolinera “low cost” y automática.

Las gasolineras conocidas como “low cost”, no atendidas por personal, aumentarán en España, tal y como ha manifestado el Gobierno a la Comisión Europea.

El Gobierno da nuevas muestras de aumento de la competencia en el sector de las estaciones de servicio. Hace unos días, regulaba a través de un Real Decreto los requisitos de las estaciones de “servicio desatendidas”, comúnmente conocidas como gasolineras «low cost», y ahora envía a la Comisión Europea una carta manifestando su voluntad de apostar por este tipo de establecimientos, a pesar de todos los impedimentos que algunas Comunidades Autónomas están poniendo para su instalación.

Esta carta es la respuesta a la denuncia ante la Comisión Europea, de la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE) contra varias comunidades autónomas entre ellas Navarra, Valencia, Baleares y Murcia, por poner trabas a la instalación de nuevas estaciones de servicio de este tipo, a pesar de que les avalaban las reformas introducidas en la Ley de Hidrocarburos de 2013.

En el Real Decreto, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 7 de julio figuraba un apartado en el que regulaba las gasolineras desatendidas estableciendo las medidas necesarias para la puesta en marcha de las mismas, como por ejemplo “un interruptor de paro de emergencia que permita el corte de corriente, la supervisión con cámaras de seguridad y la conexión a una central receptora de alarma”. También contemplaba “revisiones periódicas de detección de fugas y requisitos adicionales para las instalaciones de servicio que suministran biocombustibles”.

Pero, ¿qué es una gasolinera «low cost»? Básicamente una estación de servicio desatendida, en la que no hay personal y que es el propio cliente el que tiene que servirse el combustible y realizar el pago a través de una máquina. El precio del combustible es más barato que en las convencionles, debido, por un lado, a esta carencia de personal y por otro, porque el combustible no añade más aditivos que el aportado por CLH.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies